Sáb. May 18th, 2024
  • Así se está haciendo en otras comunidades autónomas, como Extremadura, con el 50% de reducción en el coste de las inspecciones.
  • El segmento discrecional y escolar aún sigue soportando los estragos de la crisis, el fuerte endeudamiento de dos años casi sin actividad, y con ayudas escasas

La Asociación del Transporte Escolar y Discrecional de la provincia de Sevilla, ATEDIBUS, solicita la Junta de Andalucía la reducción de las tasas de inspección técnica de vehículos para los sectores profesionales del transporte de viajeros por carretera.

Así lo están haciendo otras comunidades autónomas, como la Junta de Extremadura por ejemplo, “que ha disminuido el pago de las tasas nada menos que al 50%”, con el consenso de todos los grupos parlamentarios. “La asiduidad con la que concurren estos vehículos, a pesar de la renovación de las flotas, a las estaciones de ITV es considerable; y sería necesario reducir ese coste para que las empresas de transporte de viajeros por carretera sigan fortaleciendo su recuperación”, asegura el Presidente de Atedibus, Manuel Gutiérrez Zambruno.

A pesar de que en la sociedad ya no se note los estragos de la pandemia, el autobús ha sido uno de los sectores más castigados, sin apenas ayudas, y en el que las empresas han soportado un fuerte endeudamiento, “la situación de perjuicio por la pandemia sigue estando muy presente en el autobús, sobre todo el discrecional y el escolar”, apuntó Manuel Gutiérrez, presidente de ATEDIBUS.

VEIASA, la empresa concesionaria de las revisiones técnicas de vehículos en Andalucía, siempre ha prestado un gran servicio al transporte profesional de viajeros, agilizando citas, dando un trato exquisito, y ajustando la planificación a las necesidades del sector; pero es necesario dar un paso más allá para aliviar las economías y el empleo de estas empresas, tan maltrechas por la crisis sanitaria.

El transporte de viajeros por carretera en Andalucía ha sido uno de los sectores más castigados por la crisis del COVID, con la disminución de visitas turísticas, la anulación de las rutas de transporte escolar y la bajada de viajeros en el transporte discrecional. “Esas cuestiones parecen no estar en el ambiente social y económico, pero todavía pesa en el desarrollo de la actividad empresarial de estos profesionales”, apunta el Presidente de Atedibus.

A ello se une la falta de ayudas directas que ha tenido este segmento económico tan importante para el turismo y la movilidad. Desde marzo de 2020, apenas han recibido una ayuda autonómica de 1.700 euros por vehículo, y con enormes trámites burocráticos de por medio.

“Esto no compensa todas las perdidas que hemos tenido y si queremos que el sector turístico en Andalucía cumpla las expectativas tan espectaculares que se han planteado en FITUR y otros foros, necesitamos empresas fuertes. Y para el turismo andaluz, el transporte de viajeros por carretera es fundamental”, comentó el presidente de Atedibus.

Además hay que señalar que las empresas de autobús siempre tienen una fuerte capacidad de endeudamiento, por lo que supone la renovación de flotas; con lo que la paralización de la actividad y la falta de ayudas han agudizado esta cuestión; y la recuperación será todavía más costosa y duradera en el tiempo “y toda ayuda para impulsar el sector, por pequeña que sea, como es el caso de la reducción de las tasas de las ITV, será muy bienvenida”.

El transporte de viajeros por carretera aún se encuentra lejos de la demanda de 2019, con unas empresas que aún están muy afectadas por la crisis del COVID, con una gran cantidad de deuda pendiente, a lo que ahora se suma el fuerte encarecimiento de los costes, especialmente el de los combustibles.

Por Mayte

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *