Sáb. Dic 10th, 2022

El nuevo mapa concesional podría reducir el número de rutas atendidas, según nos informa ANETRA en un comunicado

El proyecto del Nuevo Mapa Concesional (NMC) presentado por el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA), prevé la reducción del número de rutas atendidas de las 966 actuales a 510, dejando fuera varias zonas rurales, lo que está generando dudas en el sector, y críticas desde varias Comunidades Autónomas.

Desde el MITMA se defiende que con la aplicación del NMC se va a aumentar la demanda del servicio del transporte de viajeros por carretera, impulsando su uso, y que “ningún ciudadano se va a quedar sin autobús”.

Para la Asociación Nacional de Empresarios de Transportes en Autocares (ANETRA), el borrador que presentó en abril el MITMA, a través de un informe elaborado por INECO, es insuficiente, los datos utilizados para el mismo ya están obsoletos y se olvida del transporte discrecional, RUE y turístico.

A juicio de esta asociación, que representa al mayor número de empresas de pequeño y medio tamaño, y autónomos, del servicio discrecional, RUE y turístico, del transporte de viajeros por carretera, el NMC supone una “barrera” para las Pymes, ya que la flota media de autocares es de 13 vehículos y “los contratos van a ser enormes”.

En el estudio de INECO, se apunta una fuerte reducción de los contratos, pasando de 79 a 22, así como una disminución de las rutas, que van desde las 966 actuales a las 510 futuras. Asimismo, la movilidad es menor en el número de municipios atendidos, que pasa de 1.912 a 495, y se olvida de más de tres millones de personas, pues tal y como aparece en el informe, el servicio del nuevo orden concesional prevé darlo a 25.280.480 personas, frente a los 28.350.506 actuales.

Para ANETRA es un momento importante, ya que, si se quiere llevar a cabo una verdadera actualización completa del servicio del transporte de viajeros por carretera, hay que liberalizar aquellos corredores que el mercado por sí solo cubriría, al igual que se ha hecho con otros tipos de transporte, algo que el Gobierno viene insinuando, pero que no acaba de llevar a efecto.

La Secretaría General, Mª José Rallo, en declaraciones a medios de comunicación, ha defendido el NMC, señalando que tiene como objetivo mejorar los tiempos de viaje, la reducción de tarifas, favorecer la digitalización y la interconexión entre las redes de transporte. E incluso, ante las críticas recibidas desde algunas comunidades autónomas y asociaciones del sector, como ANETRA, sobre la posible desaparición de la atención a determinados núcleos rurales, ha afirmado que el Estado “no va a suprimir estos servicios”.

No obstante, la reducción de rutas y servicios anunciada en el estudio de INECO, ya ha sido contestada por algunas comunidades autónomas como es el caso de Galicia o de Castilla y León, donde aprecian que el NMC incluido en la Estrategia de Movilidad del MITMA y en el anteproyecto de la Ley de Movilidad Sostenible, perjudica al mundo rural.

Algo que ANETRA comparte, ya que los nuevos corredores trazados por el MITMA se centran en grandes núcleos de población, aeropuertos y puertos. Y ello puede suponer sustraer potenciales pasajeros del servicio discrecional y turístico que satisfacen una demanda de movilidad que nada tiene que ver con la finalidad perseguida por el establecimiento de los servicios concesionales.

Ante esto, la secretaria general, ha señalado que se está hablando con las diferentes administraciones regionales, y con el sector, organizando talleres de trabajo con la participación del sector, sindicatos…, recibiendo sugerencias y comentarios, y que se va a garantizar el mantenimiento de todos los servicios del transporte de viajeros regular por autobús, a través de la actualización del sistema concesional de autobuses de competencia estatal y su coordinación con los mapas autonómicos correspondientes.

Sin embargo, desde ANETRA, que ha intervenido en estas conversaciones, presentando, además, una serie de alegaciones al NMC y al anteproyecto de la Ley de Movilidad Sostenible, se insiste en que dadas las actuales y cambiantes necesidades de movilidad de la población, cuando el nuevo mapa vea la luz, ya estará obsoleto.

Aunque aún no se ha especificado exactamente cuándo va a entrar en funcionamiento el Nuevo Mapa Concesional, se está considerando la posibilidad de que sea en el año 2024. Sin ir más lejos, hace unos días, el viceconsejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Carlos Díaz-Pache, así lo anunció para esta región en un desayuno informativo.

Por M1A2Y3T4E5

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *