Vie. Jun 21st, 2024

El autobús con el que se ha realizado la prueba es un vehículo eléctrico de 7 metros de longitud y 2,35 metros de ancho con una capacidad para 40 pasajeros y una plaza para silla de ruedas. El vehículo destaca por la capacidad de sus baterías que pueden equipar modelos de entre 144 y 289 kWh de energía, lo que supone un aumento respecto a las baterías de 126 kWh equipadas normalmente en estos minibuses eléctricos. Del mismo modo, resalta el diámetro de sus ruedas que son iguales que las de un bus de 12 metros. Este hecho facilita la gestión del stock de ruedas, ya que no se necesitan neumáticos especiales para este vehículo, y reduce el coeficiente de rodadura optimizando su consumo de manera significativa. También destaca la posición del puesto de conducción por delante del primer eje, lo que otorga al personal de conducción un espacio de trabajo más amplio que el de un minibús tradicional.

Se trata de un vehículo sostenible, innovador y versátil, que responde a las demandas de mercado actuales y está preparado para adaptarse a nuevas necesidades del mercado y de la sociedad.

Por Mayte

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *