Dom. Jul 14th, 2024

De cara a la próxima presidencia española de la UE en 2023

Que sirvan como líneas preferentes para impulsar un sistema de transporte europeo más competitivo, resiliente, sostenible y digital.

Madrid, 6 de marzo de 2023.- La Confederación Española de Transporte en autobús, CONFEBUS, ha presentado un Decálogo de propuestas empresariales en materia de transporte para que se incluyan entre las prioridades de la presidencia española de la Unión Europea, que asumirá en el segundo semestre del año, entre el 1 de julio y el 31 de diciembre.

Se trata de un periodo de especial responsabilidad para España, que deberá culminar las negociaciones de gran número de expedientes abiertos en las grandes líneas de trabajo de la Unión Europea y las iniciativas que impulse tendrán una incidencia en el siguiente ciclo europeo tras las elecciones al Parlamento Europeo y el nombramiento de la nueva Comisión Europea en 2024.

De entre todas las iniciativas en curso y las pendientes de tramitación, y teniendo en cuenta que el programa debe ser presentado formalmente próximamente, CONFEBUS ha identificado 10 prioridades empresariales para avanzar hacia una movilidad más competitiva, resiliente, digital y sostenible a nivel europeo.

Según las últimas intervenciones del ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, los ejes de trabajo que articularán la presidencia española serán Transición Ecológica, Transformación Digital y Pilar Social de la UE.

En la misma línea, CONFEBUS propone el siguiente decálogo para dar respuesta a las principales amenazas del sector para que sirvan como líneas preferentes para la presidencia de España en la UE:

  1. Abordar la escasez de conductores profesionales de transporte en autobús a través de una revisión de la Directiva sobre el permiso de conducción, que atraiga a trabajadores al sector del transporte por carretera, especialmente a los jóvenes, rebajando la edad de conducción, también en los autobuses, a los 18 años.
  2. Adopción de reglas más adecuadas para la organización del tiempo de trabajo en el transporte discrecional y turístico (aplicando la regla de los 12 días para el descanso semanal de servicios internacionales a servicios nacionales, entre otras).
  3. Defensa y promoción de la colaboración público-privada en la gestión de los servicios de transporte público de viajeros por carretera, liderando el debate sobre el papel del autobús en el fortalecimiento de la cohesión social, el desarrollo sostenible y la lucha contra la despoblación rural.
  4. Revisión del marco temporal de crisis de ayudas de Estado para actualizar las cuantías acordes a las necesidades del sector en el contexto actual y estimular las inversiones para la implantación de soluciones de descarbonización en el transporte.
  5. Apuesta por el autobús y las infraestructuras asociadas al mismo a través de la Revisión de las Directrices de la Red Transeuropea de Transporte (RTE-T), aumentando la financiación para la movilidad del futuro y ayudando a focalizar las poblaciones rurales a través de fondos de financiación de la UE.
  6. Contribuir a mejorar la calidad de los servicios de transporte en autobús, atraer más usuarios y hacer más atractivo este importante modo de transporte en el marco de la revisión de iniciativas como el Reglamento sobre derechos de los pasajeros y la Directiva de viajes combinados, pero teniendo en cuenta las especificidades y características propias del sector.
  7. Considerar al autobús como agente clave para potenciar la movilidad sostenible, la protección del medio ambiente, la mejora de la calidad del aire y la lucha contra el cambio climático, eximiéndole en las distintas iniciativas medioambientales, energéticas y climáticas de la UE que inciden en el transporte.
  8. En las iniciativas relacionadas con la seguridad en los vehículos y en el transporte, apostar por los máximos estándares en seguridad vial y asegurar el despliegue de sistemas activos de seguridad en el vehículo acompañado de medidas de apoyo financiero.
  9. Conferir al autobús el papel y peso que demandan las políticas europeas como medio de transporte llamado a liderar la transición hacia la movilidad sostenible, segura y accesible. La propuesta de Reglamento sobre el aumento de la proporción del tráfico ferroviario en el transporte internacional de mercancías y pasajeros debe formar parte de una política integral de movilidad que contemple a todos los modos de transporte de manera conjunta y equilibrada.
  10. Una movilidad más inteligente y de futuro a través de las distintas iniciativas que apuestan por el desarrollo de soluciones multimodales, la digitalización del transporte, la integración de los sistemas inteligentes y nuevas tecnologías en la red de transporte público.

Desde CONFEBUS consideran que se trata de una oportunidad única para dejar sentadas las bases de lo que será la movilidad del futuro y, según afirma su presidente, Rafael Barbadillo, “no podemos dejar pasar esta oportunidad para presentar alternativas de movilidad sostenible e identificar y asumir los retos que hemos de afrontar para el fomento de una movilidad accesible y responsable. Nuestro sistema de colaboración público-privada ha dado extraordinarios resultados que convierten a España en el país con la red más tupida de transporte de viajeros por carretera de toda Europa, sistema que tenemos que mejorar, consolidar y exportar a otros países”.

Accede al documento completo aquí: Decálogo de propuestas empresariales en materia de transporte

Por Mayte

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *