Vie. Dic 9th, 2022

Continental Automotive y Dräger refuerzan su compromiso con la seguridad en el transporte

Continental Automotive y Dräger han firmado un acuerdo por el cual la compañía alemana, líder en automoción, será la encargada de distribuir los sistemas de medición de alcohol con inmovilizador de Dräger, denominado Interlock.

Dräger es una empresa alemana fundada en 1889, con presencia en más de 50 países y más de 15.000 empleados. En 2014 lanzaron al mercado el actual Interlock que, desde entonces, se ha instalado en turismos y vehículos comerciales de diversas partes del mundo, incrementando la seguridad de conductor y pasajeros. En los últimos años, algunos países ya han implementado la obligatoriedad de estos dispositivos en ciertos tipos de transporte, como es el caso de Francia para el transporte de viajeros y mercancías peligrosas.

Además, el pasado 21 de diciembre, fue publicado en el BOE la normativa que obliga a la instalación de los dispositivos tal y como se expresa en el BOE 21/12/21, Sec. I. página 156160: “A partir del 6 de julio de 2022, los vehículos de categoría M2 y M3 (autobuses y autocares) que dispongan de interface normalizada para la instalación de alcoholímetros antiarranque destinados al transporte de viajeros deberán disponer de alcoholímetros antiarranque. Los conductores de estos vehículos vendrán obligados a utilizar estos dispositivos de control del vehículo”.

La instalación del dispositivo en el vehículo es muy sencilla, permitiendo al conductor realizar la prueba antes de ponerse en marcha. Una vez el profesional active el contacto, el sistema pedirá una prueba de aliento y, como si de un alcoholímetro común se tratase, el conductor debe soplar hasta oír dos pitidos. Una vez realizado el análisis de alcohol, si el valor es correcto, el vehículo arrancará automáticamente.

El sistema debe ser revisado una vez al año en talleres autorizados por el fabricante. De esta forma, se puede garantizar una correcta calibración de los equipos. “Con esta colaboración, Continental continúa con su política de 0 Accidentes, ofreciendo sistemas de máxima calidad, que incrementan la seguridad en el transporte de pasajeros y mercancías peligrosas; haciendo posible la integración de este sistema con nuestros sistemas de archivo y evaluación de datos del tacógrafo, ofreciendo al mercado una solución integral para las necesidades relacionadas con la seguridad y legislación en el sector”, afirma Alberto Pérez, director del segmento de vehículo industrial y soluciones telemáticas de Continental. Por tanto, estos sistemas serán revisados y calibrados en talleres VDO, así como los expertos en tacógrafo, DTCO+.

Dräger, con este acuerdo, encuentra un socio perfecto para la implementación de este proyecto en España. Tal y como ocurrió en Francia -donde ambas empresas compartieron un proyecto similar- se espera que el acuerdo sea un gran éxito, gracias tanto a la calidad del producto distribuido como a la capacidad logística, el conocimiento del mercado y la red comercial y de instalación que facilita Continental. “La introducción de dispositivos de antiarranque Interlock en este tipo de vehículos ayudará a reducir notablemente la posibilidad de accidentes en carretera a consecuencia del alcohol”, explica Dionisio Martínez de Velasco, Managing Director de Dräger en Iberia. “Cada vez son más las empresas de transporte profesional que voluntariamente deciden incorporar en sus flotas equipos de medición de alcoholemia como un acto de responsabilidad, como es el caso de Continental”.

Interlock se integra con el software legal del tacógrafo (TIS Web), disponiendo así de toda la información adicional necesaria para conseguir gestionar las flotas de la manera más eficiente posible, como por ejemplo se ha demostrado en Francia, donde, desde hace 4 años, se han acumulado miles de casos de éxitos en la instalación de estos dispositivos en combinación con este software de gestión.

Continental sigue avanzando en el compromiso adquirido como proveedor líder de soluciones para la automoción, fabricando o distribuyendo –como en este caso- soluciones que contribuyan a obtener vehículos mucho más seguros que minimicen el riesgo de accidentes por causas humanas.  

Por M1A2Y3T4E5

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *