Vie. Dic 9th, 2022

El sector espera un trato igualitario al que va a recibir para 2023 los agentes del transporte ferroviario, donde se podrá optar a trayectos sin coste en la media distancia y los cercanías

• Las tarjetas de los consorcios metropolitanos de transporte de las provincias andaluzas podrían ser subvencionadas, para hacer más efectivas algunas líneas, aumentar el número de viajeros y garantizar la viabilidad empresarial y el empleo

Octubre 2022.- La Federación Independiente de Transportistas de Andalucía, FEDINTRA, solicitará que se incluya en los Presupuestos Generales del Estado 2023 la gratuidad de todo el sistema público de trasporte por carretera, como se ha anunciado en el ámbito ferroviario para los trayectos de cercanías y media distancia.

Dada la importancia del transporte metropolitano en muchas ciudades del país, y el alto índice de uso en determinadas líneas regulares interurbanas, con gestión pública, sería un impulso fundamental para la apuesta por una movilidad sostenible y un respaldo a la viabilidad de muchas líneas que pueden llegar a ser deficitarias en los próximos años.

Además, no se produciría un agravio comparativo entre los agentes del transporte ferroviario y los del transporte por carretera. Y de igual forma, se lograría una mayor cohesión entre los territorios; ya que en muchas comunidades, el transporte regional, de media distancia o de cercanías es competencia de la comunidad autónoma, pudiéndose dar un tratamiento diferenciado entre varios puntos del país.

En este sentido, Antonio Vázquez, presidente de FEDINTRA, señala que es “importante apoyar el impulso del transporte público, porque nuestras ciudades lo necesitan, y mejora la movilidad de los ciudadanos, pero el transporte de viajeros por carretera merece un trato equilibrado en la concesión de ayudas y planes tras años muy duros y que aún no ha recuperado los niveles de demanda prepandemia”.

“Las tarjetas de los consorcios metropolitanos de transporte de las provincias andaluzas podrían ser subvencionadas, para hacer más efectivas algunas líneas, aumentar el número de viajeros y garantizar la viabilidad empresarial y el empleo”, apuntó a modo de propuesta preliminar el presidente de FEDINTRA.Desde 2020 han desaparecido más de 50 empresas en Andalucía y las que sobreviven, acumulan una gran cantidad de deuda. A todo esto, hay que sumar las consecuencias del extraordinario incremento del precio de los combustibles, que está teniendo un enorme impacto en las cuentas de resultados de las empresas de un sector que es estratégico y que garantiza en muchos territorios, especialmente de la Andalucía rural y más despoblada, el derecho fundamental a la movilidad y el acceso a servicios básicos, como Sanidad o Educación

Por M1A2Y3T4E5

Periodista especializada en movilidad y transporte público de viajeros. Editora de las revistas Carril Bus y City Motion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *